A MAL TIEMPO, BUENA CARA.

La rutina de millones de personas ha cambiado. Somos como prisioneros en nuestras casas, que nuestra alimentación no lo refleje.

Llega el momento en el que debemos cocinar, sea porque queramos matar el aburrimiento o simplemente para sobrevivir (porque aunque quieras, no puedes hacer fotosíntesis ni vivir a punta de pan y agua). Nos sentimos limitados por la cuarentena, y nuestro estómago lo sabe: en lugar de ir a comer a nuestro restaurante favorito, tenemos que ir a hacer mercado cada quincena o mes.

¿Cómo llevar las aburridas lentejas con arroz a otro nivel? Recetas hay por montones (gracias al cielo). El problema viene cuando dices “No tengo horno, ¿salgo a comprar uno?” “Compré verduras para un mes y no entran en mi refri”.

Si tienes la cocina recontra equipada, bien; si no tienes ni un horno, también. Esta vez no se trata de un recetario, compartimos LA GUÍA PRÁCTICA DE IGNACIO BARRIOS con puntos clave para cocinar de manera variada con lo que tengas. Puedes descargar esta guía llenando el formulario que aparece al final de este artículo.

A mal tiempo, buena cara. Barriga llena, corazón contento. ¿Se saben otra?


powered by Typeform